Cómo medir el rendimiento laboral de tu equipo

Medir el rendimiento laboral de los trabajadores de forma que esta evaluación de como resultado el alcance de los objetivos establecidos es fundamental para el crecimiento de cualquier empresa, organización o equipo. Contar con datos reales y fiables, es imprescindible.

El trabajo por objetivos y el rendimiento laboral están estrechamente ligados. Digamos que el rendimiento laboral puede ser considerado una variable para medir el trabajo por objetivos o bien el trabajo por objetivos una variable para medir el rendimiento laboral. Sea lo que fuere, es importante prestar atención a ambos conceptos por separado para hacer que funcionen juntos. 

Para lograrlo es necesario tener una cultura organizacional enfocada en crear un clima laboral positivo con un alto nivel de comunicación.

En esta guía a modo de post que hemos creado para ti nuestra intención es ayudarte a aprovechar la tecnología para impulsar el rendimiento de tu plantilla y cuidar la calidad de su trabajo en cada fase de tus proyectos.

A continuación, exponemos por qué es importante medir el rendimiento laboral y cómo hacerlo, qué debemos tener en cuenta para mejorar la productividad de nuestros equipos, cómo detectar empleados con bajo rendimiento laboral y qué herramientas podemos utilizar.

Consigue un Software para la gestión de Recursos Humanos, ahorra tiempo y anticípate a los cambio
sistema de gestion por objetivos

Por qué medir el rendimiento laboral de los empleados

Una compañía que busque crecer probablemente hoy se estará preguntando cómo medir el rendimiento laboral de los trabajadores. Su intención: identificar qué aspectos puede mejorar, cómo organizar las tareas de forma eficiente, y qué decisiones debe tomar para alcanzar los objetivos deseados.

Aunque pueda parecer una obviedad, la productividad de los trabajadores y la calidad de su trabajo son aspectos fundamentales para el crecimiento de cualquier empresa. 

Tener una visión gráfica del rendimiento laboral de los empleados a través de un sistema de gestión por objetivos, nos proporciona datos reales con los que tomar las decisiones pertinentes para alcanzar los objetivos de nuestro proyecto o negocio. 

Por ejemplo, podemos identificar qué empleados están mejor cualificados para realizar una tarea concreta en menor tiempo, reduciendo costes y ofreciendo la máxima calidad. 

Además, trabajando con un sistema de gestión por objetivos, midiendo el rendimiento laboral de los empleados, podemos mejorar la coordinación de los procesos, los puntos débiles, conseguir una motivación laboral mejorando así su compromiso e implicación.

La gestión por objetivos nunca ha sido tan fácil

Crea objetivos, asigna tareas y sigue su progreso en tiempo real ¡Olvídate de las reuniones innecesarias!

Evaluación del rendimiento laboral

¿Cómo podemos saber si los trabajadores son productivos?

A continuación, te dejamos tres formas de medir la productividad de tus empleados:

  • Organización de tareas: Medir el rendimiento laboral a través de tareas, que tienen un inicio, medio y fin claro, es una forma de comprobar si el personal trabaja de forma adecuada y llega a los objetivos.
  • Contar con un software para medir el rendimiento laboral: Contar con un sistema de gestión por objetivos, que nos ayude a comprobar el nivel de productividad interno, nos aportará datos de referencia, para analizar si se cumplen los objetivos de los trabajadores.
  • Realizar reuniones semanales: otra forma de evaluar el rendimiento laboral es evaluando la calidad del tiempo trabajado a través de reuniones con tus empleados, donde se definen los objetivos semanales y se puede realizar un seguimiento de los empleados. Aquí podrás observar su rendimiento en cada tarea.

Diferencia entre el rendimiento y desempeño

El rendimiento en el trabajo se caracteriza por ser más objetivo, ya que puede ser verificado por cualquier persona. Se centra más en los resultados del rendimiento laboral de cada empleado, no se basa en el esfuerzo para llegar al objetivo, sino en su logro final.

Por el contrario, el desempeño laboral, es más subjetivo, ya que varía en función de la percepción que tenga la persona que realiza la valoración. Aquí, estamos hablando del esfuerzo personal y laboral que se realiza para conseguir los objetivos, en cómo se ha realizado el trabajo.

Así, tras ver la diferencia entre rendimiento y desempeño, en el contexto laboral, podemos encontrarnos con empleados que se esfuerzan en una tarea (alto desempeño) pero no alcanzan resultados (bajo rendimiento).

Diferencia entre productividad y rendimiento

El rendimiento laboral, tal y como hemos mencionado anteriormente, se determina por los resultados obtenidos, donde podemos comprobar si un trabajador cumple con los objetivos o no.

El lado de la productividad trata la organización de tareas, las cuales se pueden clasificar de la siguiente forma: inicio (to do), medio (doing) y fin (done). Con un objetivo claro, se puede medir la productividad de cada empleado.

Cómo detectar empleados con bajo rendimiento laboral

Muchas veces detectar empleados de bajo rendimiento laboral no es algo sencillo. A continuación, te dejamos diferentes formas de detectarlo a través de la evaluación:

  • Evaluación a través del supervisor.
  • Evaluación por parte de los compañeros que trabajan con el empleado.
  • Autoevaluación también puede ayudarnos a detectar a empleados de bajo rendimiento laboral.
  • Evaluaciones por parte de los clientes que trabajan directamente con el empleado.

Causas del bajo rendimiento laboral

El bajo rendimiento laboral puede producirse por muchas causas. Enumeramos las más comunes:

1. Ausencia de motivación: estar motivado influye directamente en el rendimiento. La automotivación proviene del trabajo bien hecho y actualmente, también, del reconocimiento y trato que recibe el empleado por parte de la empresa.

2. Burntout “trabajador quemado”: Esta causa suele afectar a aquellos que se exigen en exceso o que su puesto requiere de mucha responsabilidad. Este tipo de profesionales suelen sentir estrés asiduamente y creen que no pueden llegar a todos los objetivos.

3. Situación personal: Aunque se intente separar la vida íntima de la laboral, las circunstancias personales como problemas familiares, falta de sueño, etc, afectan al rendimiento en el trabajo.

4. Temor: El miedo es otra de las causas del bajo rendimiento laboral, miedo al fracaso, ha decir lo que se piensa por si se es juzgado. Es común en personas muy exigentes ya que trabajan bajo un perfeccionismo excesivo.

5. El estrés: La razón más destacable del bajo rendimiento laboral y de la mano con él encontramos la ansiedad, derivada de un estrés laboral mal gestionado, una de las grandes causas de las bajas laborales.

Factores que afectan al rendimiento laboral

Hacer una evaluación del rendimiento laboral de los empleados, es un factor vital en cualquier empresa.

En el rendimiento laboral de un trabajador pueden influir muchos factores, los cuales, si no se tienen en cuenta, pueden terminar perjudicando no solo al equipo, también a la compañía.

A continuación, te contamos qué factores pueden influir en el rendimiento laboral:

La motivación o vocación

Aunque la vocación no es un factor que dependa directamente de la organización, sino del propio trabajador, la falta de la misma puede interferir en el desempeño de sus funciones o en la predisposición por mejorar los resultados.

Por ello, si el empleado está formado pero no está satisfecho con el puesto que está desempeñando, esto se verá reflejado en su trabajo y en la consecución de sus objetivos.

Prestar atención a las inquietudes profesionales de los miembros de tu equipo puede ayudarte a identificar trabajadores desmotivados con sus funciones actuales que pueden ser reorientados a otros departamentos o áreas de la empresa donde sean más productivos.

Clima laboral

Un buen ambiente laboral donde todos los miembros del equipo estén motivados, se sientan apoyados por sus superiores y no padezcan estrés ni ansiedad es un equipo que muy probablemente, llegue a sus objetivos laborales con un trabajo de mayor calidad y eficiencia.

La comunicación

Otro factor que puede afectar al rendimiento laboral es la comunicación. Si una organización no tiene una buena comunicación, bien sea porque no cuentan con las herramientas para ello, por falta de planificación o que esta solo va dirigida en una sola dirección, puede llevar a que el rendimiento laboral se vea afectado.

Los horarios

Hoy en día, compaginar la vida laboral con la familiar tiene más importancia. La posibilidad de teletrabajar o de gestionar horarios con flexibilidad da lugar a trabajadores más felices y contentos con su situación laboral y por tanto, más productivos.

Factores ambientales

Los factores ambientales también son relevantes para que el rendimiento laboral sea el adecuado. Trabajar en condiciones higiénicas, con un buen clima (ni frío, ni calor) con una buena iluminación, entre otros aspectos, ayudan a mejorar considerablemente el rendimiento laboral del trabajador.

rendimiento laboral

¿Sabes en qué tarea está trabajando tu equipo en tiempo real?

Mide el tiempo que tu equipo dedica a cada tarea, mantén el control de sus objetivos y rentabiliza los proyectos.

Consejos para mejorar el rendimiento laboral

  • Divide los proyectos en pequeñas tareas para aumentar la motivación y así, evitar las situaciones de pereza entre los empleados.
  • Establece un calendario de entregas.
  • Realiza videollamadas o reuniones de seguimiento de objetivos.
  • Crea tiempos de reflexión para desconectar y organizar ideas.

Cómo se mide el rendimiento laboral

Para medir el rendimiento laboral de un trabajador de manera justa, se deben tener en cuenta una serie de factores, como:

1. Determinar el significado de eficacia: Esta definición debería estar ligada a los objetivos de la compañía. Por ello, es necesario establecer cómo contribuye cada empleado a alcanzar el objetivo.

Esta determinación se realiza según cada perfil, teniendo en cuenta que los objetivos de los distintos departamentos no son los mismos.

2. Da preferencia a alcanzar los objetivos más que a las horas trabajadas: La tecnología nos ha dado la oportunidad de organizarnos a través de nuestros dispositivos desde cualquier sitio. En lugar de contar las horas, fija objetivos para alcanzar.

3. Seguimiento periódico: Realizar un seguimiento periódico con los empleados, en el que aprovechar para comentar entre todos aspectos a mejorar.

Un trabajador puede tener un rendimiento variable y no hay que entrar en pánico por ello, lo mejor es realizar un seguimiento para conseguir mejoras en su futuro rendimiento laboral.

Herramientas para medir el rendimiento laboral y la productividad de los empleados

Trello, una herramienta de gestión de tareas, basada en la metodología Kanban, donde muestra las tareas que se están llevando a cabo. Trello es sencilla en la planificación de los proyectos.

Asana, es una herramienta también útil para medir el rendimiento laboral, ya que incluye plazos en sus tareas y puede a la vez agregar más tareas u otros proyectos que estén en curso.

Pero si lo que buscas es medir el rendimiento laboral de tus empleados y su productividad en tiempo real, con datos fiables, evitando al máximo posible tiempos de reuniones de seguimiento, un gestor de proyectos por objetivos, es lo que estás buscando.

Por ejemplo, con el sistema de gestión de objetivos de TeneaTalent puedes crear tantos proyectos como quieras y asignarles objetivos individuales y/o por departamentos. Es muy fácil visualizar en pantalla y a tiempo real qué tarea de las asignadas está desempeñando cada empleado, ya que cuenta con un temporizador durante la jornada.

Así, puedes comprobar qué tareas están llevando más tiempo del estimado, cómo de avanzado va el proyecto y cuántos objetivos se han cumplido desde que empezó. Tomar decisiones ante los posibles imprevistos que pueden surgir durante un proyecto o mínimamente, durante cualquier jornada, será mucho más fácil si tenemos a un vistazo el resumen del rendimiento de cada fase del desarrollo del proyecto hasta su finalización.

¿Estás preparado para mejorar el rendimiento laboral de tu empresa?

Gestionar proyectos nunca ha sido tan fácil

Crea objetivos, asigna tareas y sigue su progreso en tiempo real ¡Olvídate de las reuniones innecesarias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *